En Roca se realizaron dos marchas en el marco del 41 aniversario del golpe cívico-militar en la Argentina. Por un lado se congregaron las agrupaciones políticas ligadas al partido justicialista y por otro, sindicatos y partidos de izquierda. Las movilizaciones se replicaron en todo el Alto Valle y el país.  En todo los casos se marco como punto de reclamo los 30000 desaparecidos en contraposición a los declarado por funcionarios nacionales que pusieron en duda la cifra.


Sindicatos y partidos de izquierdo realizaron una marcha por el centro de Roca. Foto: CTA

Sindicatos y partidos de izquierdo realizaron una marcha por el centro de Roca. Foto: CTA

Las movilizaciones también se replicaron en  Roca, San Carlos de Bariloche,  Cinco Saltos, Allen, Villa Regina y Viedma. En Cipolletti las organizaciones sociales se concentraron en la Comisaría Cuarta, donde marcaron el lugar como centro clandestino de detención. en el Bolsón, las entidades gremiales realizaron la inauguración de un mural representativo del genocidio y el terrorismo de estado en la Ruta Nacional 40, a metros del paralelo 42.

La comisaria cuarta de Cipolleti fue marcada como uno de los centro de detención durante la dictadura. Foto: Agustin Orejas.
La comisaria cuarta de Cipolleti fue marcada como uno de los centro de detención durante la dictadura. Foto: Agustin Orejas.

Criticas al gobierno nacional en Plaza de Mayo

Organismos de Derechos Humanos leyeron hoy en Plaza de Mayo un documento en el que denunciaron “retrocesos” en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, durante el acto central en el que se conmemoraron los 41 años del golpe de Estado que el 24 de marzo de 1976 instaló la última dictadura cívico militar que gobernó Argentina.

Movilizacion en capital Federal Foto: TELAM
Movilización en capital Federal Foto: TELAM

El documento fue leído por referentes de distintos organismos de derechos humanos, entre los que se destacan Madres Línea Fundadora, HIJOS y Abuelas de Plaza de Mayo. En un acto marcado tanto por la reivindicación de la memoria como por un marcado tono opositor al gobierno nacional, el extenso documento que leyeron por tramos representantes de los organismos señaló “a los comandantes de las juntas militares, a los grupos económicos, la cúpula de la Iglesia Católica, la corporación judicial y la embajada de Estados Unidos como responsables del genocidio sufrido por el pueblo argentino”.