Penitenciarios de la Unidad Penal de la ciudad comenzaron una protesta hoy por la tarde. “No sabemos hasta cuando puede llegar a durar (…) cuando llegue el momento que tengamos que terminar con la medida la vamos a terminar” aseguró Fernando – detenido en la unidad penal –  quien se comunicó con la emisora antes de iniciar la medida de fuerza y afirmó que “nos comunicamos con los medios para que mañana no salga una noticia cambiada”.
El presidiario expuso que la demanda será completamente “pacífica” y que surge desde los mismos detenidos. Asimismo aclaró que el objetivo principal por el cual iniciaron el reclamo es por el cumplimiento de la normativa 24.660 – Ley de ejecución de la pena privativa de la libertad.
descarga
Foto: web
“Las personas que cometen delito y que van a prisión tendrían que recibir el tratamiento penitenciario para que el día de mañana no salgan igual o peor; porque sino sería como cumplir una pena que no tiene sentido porque no se trata al detenido y sería como engañar a la sociedad que paga sus impuestos y no tiene la seguridad social que corresponde” dijo Fernando.
A su vez indicó que “el cambio tendría que empezar con la instrucción en los niños para que el día de mañana no lleguen a acá” y que en la cárcel “no se trata al interno, no se lo trata para que cambie, entonces el dinero que gastan en las cárceles no sirve de nada porque los delincuentes siguen estando y termina esto siendo como una escuela de delincuencia en vez del objetivo que tiene la Constitución de resociabilizar a la persona”. Por eso mismo es que invitan a la sociedad a la “reflexión de que tiene que haber un cambio en la política criminal, tiene que tratarse al delincuente, tiene que prevenirse el delito instruyendo a los niños y capacitando a los adolescentes” simplificó el detenido.
Desde la Coordinadora 13 de Enero – sintetizaron el reclamo en los siguientes puntos:
1- Tratamiento resocializador a los privados de la libertad, en donde se obligue a trabajar, a estudiar y capacitarse en oficio. 
2- Instrucción del niño y capacitación del adolescente para que no llegue a la situación de cárcel.
3- Que se le permita a los detenidos poder avanzar a través de las distintas fases y periodo del régimen penitenciario. 
4- Que se termine con la malversación de fondos. El Estado destina millones de pesos para obras que no satisfacen la seguridad de los detenidos y de la sociedad en general. 
5- Que se intime al gabinete criminológico para que se agilice el trámite de los beneficios que por ley corresponde.
Fernando finalizó el diálogo con la emisora con la siguiente reflexión: “tomemos conciencia todos, y que cambiemos, porque a mi no me gusta la cárcel y a la sociedad no le gusta la inseguridad, me parece que tendríamos que cambiar eso: por mí, por vos, por tus hijos por nuestros hijos, por los hijos de todos, si se produce un cambio por más mínimo que sea es un logro muy grande”.
Te invitamos a escuchar la entrevista completa acá: