Carolina Magnalardo, periodista de la ciudad de Neuquén es la única profesional acreditada desde Argentina para realizar la cobertura de la VII Copa del Mundo de Fútbol Femenino. Previo a su viaje y en comunicación con Antena Libre, esto nos decía:
El evento comenzó el sábado 6 de junio y cuenta con la participación de 24 países que son divididos en seis zonas. El partido final está planteado para el 5 del mes próximo.
2015_fifa_womens_world_cup_logo_svgEn el Grupo A participan: Canadá, China, Nueva Zelanda y Holanda.
Grupo B:  Alemania, Costa de Marfil, Noruega y Tailandia.
Grupo C:  Japón, Suiza, Camerún y Ecuador.
Grupo D: Estados Unidos, Australia, Suecia y Nigeria.
Grupo E:  Brasil, España, Costa Rica y Corea del Sur.
Y en el Grupo F: Francia, Inglaterra, México y Colombia.
Uno de los conflictos que presentó este Mundial, fue el de la verificación de sexo que plantea la Federación Internacional de Fútbol Asociado (conocida como FIFA), ya que en el artículo 4 que son los Requisitos para jugar vinculados al sexo, plantea que “en las competiciones para hombres de la FIFA, solamente tienen derecho a participar hombres. En las competiciones femeninas de la FIFA, solamente tienen derecho a participar mujeres”.BD991DFAD8D034FF9D13BB51DDC4919E
La manera de implementar el articulo 4, que rige desde el 2011, es  verificar si el aspecto de la jugadora o del jugador se corresponden con los estereotipos de mujer o de hombre. Si no es así se someterá a la persona a una investigación, por ejemplo ante “cualquier anomalía de las características sexuales secundarias” es decir, atribuciones físicas como pechos, labios o caderas anchas en mujeres y pelo en el pecho o la espalda en hombres.
Otra de las pruebas es la comprobación del nivel de testosterona para determinar si es hombre o mujer.
Es necesario señalar que quien se oponga a realizarse la verificación de sexo, es sancionada e incluso pueden expulsarla de la competición.
Cabe destacar  la contradicción con su Artículo 3 en el cuál manifiestan: “está prohibida la discriminación de cualquier país, individuo o grupo de personas por cuestiones de raza, color de piel, su origen étnico, nacional o social, sexo, lengua, religión, posicionamiento político o de cualquier otra índole, poder adquisitivo, lugar de nacimiento o procedencia, orientación sexual o por cualquier otra razón, y será punible con suspensión o exclusión”.
También recordamos que en el año 2004 el el expresidente de la FIFA, Joseph Blatter, considerado como el “padrino” del fútbol femenino, declaró a un diario siuzo que las jugadoras vistieran ropa más ajustada, y así atraer mayor publicidad el justificativo sería que “hay muchas mujeres guapas jugando al fútbol”.