images

Sonia Kopprio, secretaria general del Sindicato de Empleadas en Casas de Familia de Río Negro y Neuquén expresó por radio Antena Libre su oposición luego de conocerse el nuevo esquema de aumentos salariales para su gremio. “Realmente no ha caído bien porque nos han tomado el pelo. Me faltaron el respeto como secretaria que representamos a las trabajadoras de casas particulares a nivel nacional. Es angustiante, una falta de respeto”, enfatizó Kopprio.

El descontento surge luego de conocerse el aumento del sueldo mínimo dispuesto por el gobierno de un 30 % que d eberá pagarse en dos cuotas: una de 20% que empieza a correr este mes y otra de 10% a partir de enero. También fijó el valor mínimo de la hora de trabajo A través del Boletín Oficial, el gobierno nacional fijó un aumento de 20% a partir del 1º de septiembre de 2014 (a pagarse a partir de este mes) y otro de 10% a partir del 1º de enero de 2015. De esta manera el personal de servicio de casas particulares deberá cobrar $3864 a partir de este mes y $4186 desde Enero.