Foto: Facebook Andrea Rapiman

Andrea Rapiman, trabajó trece años en la Fundación Ninquihué, hoy tiene que buscar otros rumbos ya que la fundación no tiene recursos para poder pagar sus haberes.

Andrea nos visitó en el estudio de la radio y, entre mate y mate, compartió sus vivencias con nosotros. Nació en el paraje “El chaiful” y las vueltas de la vida la trajo hasta nuestra ciudad.

Sus primeras tareas en la Fundación fueron allá por el año 2000, en donde hizo un curso-taller con Andrés Tocalini, quien fue el que empezó con la fundación, allí obtuvo algunas herramientas para trabajar con los chicos en situación de calle “No era fácil, por que uno puede tener la voluntad de ir a colaborar pero es duro tratar con los chicos en esa situación”, nos contaba Andrea, “estaba buena esa preparación previa para entender que el enojo no era con uno, si no con cosas que le han pasado en la vida”.

Manifestó que es bueno que haya un espacio como la Fundación, por que mas allá de que no es la familia, es un lugar de referencia y de contención para los chicos.

Siguiendo la misma linea de trabajo que la caracteriza, el de contención e inclusión de los sectores marginados, Andrea también desempeñó tareas en Barrio Nuevo, Quinta 25 y en “Anahi Mapu” en Cipolletti. Actualmente colabora en el programa “Rugby por la inclusión” con la motivación de darle la posibilidad a los chicos que conozcan un deporte que es conciderado de “Elite”, “creo que fue una gran idea para hacer conocer el deporte”, explicó Rapiman.

Escuchá la Entrevista con Andrea