Luego del siniestro desatado el pasado miércoles por la noche en el ala derecha este del edificio de la  Facultad de Ciencias Agrarias de la UNC, desde el programa “Entre Bardas” estableció comunicación con Sergio Bramardi, quien es el decano de la institución académica y manifestó que “En un primer momento uno se queda con la angustia por lo que se perdió y los años de trabajo, pero por otro lado está el aliciente de la solidaridad del resto de la gente y eso también reconforta muchísimo. El trabajo que están haciendo los docentes, no docentes, los estudiantes para salvar todo lo que se pueda y otras instituciones. Las pérdidas son importantísimas. Hay material desde microscopios, lupas, teodolitos, mucho material bibliográfico lamentablemente se ha quemado cien por ciento; y material de cátedra desde el herbario institucional de la facultad y el material de las cátedras que más se afectaron fueron Botánica Sistemática y Ecología”.
En cuanto al motivo que originó el incendio Bramardi refirió que “Fue una sobrecarga de una heladera que estaba funcionando mal, re-calentó el enchufe donde estaba enchufado y ese fue el inicio del incendio según el peritaje que se hizo. Hay tres cátedras que son Topografía, Botánica y Ecología que se ha perdido todo lo que había adentro. Después hay otras tres cátedras que tienen afectaciones menores”.
“Ayer estuvo la rectora viendo todos los daños  y dio todo su compromiso a la facultad”, dijo Bramardi y destacó el apoyo recibido de otras instituciones, de otras facultades, “Hay mucha predisposición para ayudar para salir adelante. Hay cosas que no se valoran en pesos. Hay trabajos de años”.