Sergio Heredia, abogado de la familia Solano en comunicación con “Entre Bardas” se refirió a las novedades que se dieron en la investigación sobre el caso. Al respecto manifestó que “La semana pasada y la anterior se tomaron bastante pruebas testimoniales y se va a avanzando con respecto a la pista civil que refiere a la colaboración que tuvo la policía para esconder o eliminar el cuerpo de Daniel Solano. En una semana tomamos seis declaraciones testimoniales muy importantes y la que más nos interesó a nosotros es la que realiza un ex -empleado de “Macuba” que es el ex disk-jockey que estuvo esa noche de la desaparición donde para nosotros se agrava bastante la persona del propietario del boliche. El propietario del boliche, el señor García había dicho que estaba afuera del boliche y que él mira cuando Solano estaba tranquilamente parado en la vereda tipo haciendo unas bromas a los policías haciéndose el karateka y que el pasa por el costado, mira y entra como diciendo que él desconocía que esa persona había sido sacada de adentro. Nosotros por otro testimonio sabíamos que estaba adentro cuando el disk-jockey nos confirma que estaba adentro. Le dice adentro va a haber problemas y cuando es sacado Solano él sale a mirar por la puerta de emergencia del costado, mira en el momento que Solano es golpeado, que Solano pelea, que se saca las zapatillas, lo que confirma otro testimonio. Pero lo fundamental es que Solano pretende ingresar por la puerta donde él estaba mirando, yo creo que para protegerse; y este señor le cierra la puerta”.

Eso significa que él sabe claramente quienes son los policías que lo estaban golpeando, además de los adicionales. Pero lo más importante para la causa donde ya se comienza a probar el encubrimiento judicial empresarial es que este disk-jockey admite que en el mes de julio  del 2012, uno de los hijos del dueño lo convoca a la noche al boliche para grabar la publicidad en contra nuestra, en contra del fiscal que se realiza en la marcha Basta Valle Medio que organiza Macuba, Agro Cosecha, los parientes de la doctora Bosco, que son para echarme”.