Foto: Archivo Antena Libre

Luego de la reunión que mantuvieron ocupantes de las viviendas de House Vial con autoridades del gobierno provincial, Nicolás Suárez Colman, abogado de los perjudicatarios del plan habitacional, en comunicación con “Entre Bardas” relató lo sucedido.  “En principio los condicionamientos que el gobierno propone son un tanto fuera de razón. En principio habría que entender que las personas que se encuentran ocupando las viviendas están en una situación de desamparo por parte del Estado, porque esta situación se generó por un desfasaje entre lo que el Estado debía hacer y lo que realmente hizo en conjunto con un sindicato que ahora dice desconocer que las viviendas se vendían. Además que esa situación también está acompañada por un proceso penal que se instala frente a estas personas durante un año aproximadamente y me parece que no es una buena condición para iniciar un trabajo integral para resolver la situación… Acá lo que se pide es una solución integral a toda la situación, que involucre a todas las personas que hayan sido estafadas por el Sindicato de Viales y por IPPV. Si hay una solución integral, esto no pasa por la vivienda que hoy se está ocupando sino por la posibilidad de acceder a la vivienda propia que me parece que es lo que ha sido violentado”.