Foto: 8300web

En referencia a los hechos acaecidos en cercanías a la ciudad judicial de la provincia de Neuquén, la docente de la FADECS, Susana Paponi, realizó una reflexión para el programa “Entre Bardas”, desde el rango de lo opinable”, manifestó, “Me surgieron cantidad de reflexiones acerca de si estamos los que intentamos resistir el imperio de un poder que indiscutiblemente, o por lo menos vemos claramente que no necesariamente va para los lugares de luces sino para encierros a futuro. No sé si estamos haciendo buenos ejercicios políticos. Mi reflexión es absolutamente simple”.
Y con una pequeña fábula de Franz Kafka sintetizó su reflexión:
―¡Puff! ―dijo el ratón―. El mundo se vuelve cada día más pequeño. Al principio era tan vasto que me dio miedo, corrí y me alegré al descubrir que a lo lejos a la izquierda y a la derecha, comenzaba a ver finalmente muros. Pero estos largos muros se acercan tan rápidamente el uno al otro que ya me encuentro en la última habitación y justo en la esquina se encuentra la trampa hacia la que corro.
-Sólo debes cambiar la dirección de tu carrera- le dijo el gato y se lo comió”.

Ayer en la Legislatura “Estaba como dice el ratoncito, el mundo fue haciéndose pequeñito hasta convertirse en una trampa. Las vallas estaban puestas obviamente para que alguien vaya a tratar de pasar por encima de ellas. Y los que suponemos que estamos haciendo resistencia vamos a jugar el juego, a tirar las vallas para caer en la trampa. Yo no estoy justificando ningún tipo de represión ni violencia. Si queremos hacer verdaderamente resistencia y queremos oponer acciones políticas en contra a lo que nos parece que va en perjuicio de nuestro planeta, de nuestra vida, etc. La verdad que ir a jugar el juego que los otros nos están proponiendo no me parece una línea vital.