Foto: actualidadrn

El Ministro de Gobierno de Rio Negro, Luis Di Giácomo, en comunicación con “Entre Bardas” en relación al acto de asunción de los tres nuevos integrantes del Superior Tribunal de Justicia, como también respondió a las declaraciones realizadas por el juez Chirinos en referencia a la Unidad de Ejecución Penal N°2. Al respecto manifestó que “Nosotros vamos a dar las respuestas por la vía que corresponde judicial para que no suceda lo mismo que sucedió con el juez que primero manejó mediáticamente la cuestión y después se notificó a nosotros y al Estado con posterioridad a que se manejara públicamente con la prensa. Nos parece que eso es poco serio…las obras comenzaron se están desarrollando y en la medida en que las condiciones de seguridad lo permitan seguirán avanzando. Las obras no pueden avanzar como avanzarían en un lugar desocupado o como serían las obras en un jardín de infantes. Estamos hablando de un establecimiento penal donde hay razones de seguridad que hay que cumplimentar. Cuando nosotros íbamos a proceder a los traslados para poder hacer esto hubo una resolución del juez penal de Bariloche que nos impidió alojar a detenidos allí. En ese sentido no podemos hacer movimientos masivos de gente. De cualquier maneras la obra está funcionando, en los próximos días incluso ya va a continuar en la parte interna, así que eso no nos preocupa. Lo que nos preocupa un poco es esta especie de incitación a la violencia que se hace cuando se le dice a los detenidos que si no se hacen las obras se van a ir todos a su casa, porque es como decirles “rompan todo porque así se van todos para su casa”, donde además creemos nosotros que se excedió en sus funciones. No es procurador penitenciario, es juez de ejecución penal, se tiene que ocupar de las causas particulares y no le incumbe el sistema carcelario en general”.
“La voluntad de mejorar las condiciones de los internos, la voluntad de regularizar las cosas están presentes en hechos concretos”, enunció Di Giácomo.