En comunicación con “Entre Bardas”, el juez de Ejecución Penal, Juan Pablo Chirinos, en referencia a la situación de la Unidad de Ejecución Penal N°2 de Roca. Al respecto manifestó que “Yo he hecho bastante públicas las audiencias y todo lo que ha pasado en la cárcel de Roca. es una política del juzgado de mostrar públicamente lo que estamos haciendo y cuál es la situación de la cárcel para que no haya sorpresas para la población cuando uno toma una resolución. Nosotros lo que estamos haciendo ahora es ejecutar una sentencia de diciembre del año pasado que a su vez es, la ejecución de una sentencia de diciembre del 2010. Desde diciembre del 2010 que venimos solicitando al Poder Ejecutivo y todas sus conformaciones que reparen el penal de General Roca, que vayan adelante con reparaciones que son necesarias. Y que si eran necesarias en el 2010, con el transcurso del tiempo con los distintos motines, y roturas hoy, es más que necesaria”.

El juez enunció que si bien ha habido mejoras en cuanto a la situación de bienestar de los encausados, “El penal en si no ha recibido reparación alguna. El 90 % de la población del penal vive dentro de cuatro pabellones, y estos pabellones están francamente bastantes destruidos. Desde siempre hay más población de la que debería haber. Desde el Estado me informaron que en el penal de Roca deberían entrar 250 personas, hoy hay alrededor de 320. Es cierto que el número fluctúa pero nunca logramos llegar a este número. Este número es importante porque recién cuando se accede a este número vamos a tener posibilidades de separar procesados y condenados con ciertas garantías de no tener mayor violencia dentro del penal, que esto también es uno de los fines últimos de este habeas corpus. La cárcel son 300 internos en promedio, hay 150 guardias en promedio para custodiar a estos 300 internos y ha habido por lo menos una muerte en los últimos tres años., algunos años tuvimos más. La posibilidad de morir en una cárcel es una en 300 cuando tenés un custodio cada dos presos. Fuera de la cárcel la posibilidad de morir por un homicidio doloso en una en 16.000 Es más probable en la calle que te atropelle un auto que te mate alguien. Pero en la cárcel ocurre con base anual. Estadísticamente es una de las cárceles más peligrosas de la Argentina, no digo que lo sea efectivamente. Pero en cuestiones de estadísticas es muy alto la proporción de un muerto cada 300 detenidos y además es sostenido en el tiempo que eso también es grave”.