Foto: Aldo Masini, Director Antena Libre 89.1 (por Débora Cívicos)

“Los hombres y pueblos sin memoria, de nada sirven;
ya que ellos no saben rendir culto a los hechos
del pasado que tienen trascendencia y significación;
por esto son incapaces de combatir
y crear nada grande para el futuro.”
Salvador Allende

El conocimiento de lo sucedido, de lo acontecido, de la HISTORIA, es vital para cualquier pueblo. Su desconocimiento provoca la debacle y la repetición de desastres. El sistema actual en el que vivimos conoce este “dogma” a la perfección, por eso fomenta la desinformación, ya sea a través del cuarto poder omnipresente que manejan o dando una versión propia de la historia. O pretendiendo que la mayoría la ignore, que quizás sea peor.
Uno ya tiene unos cuantos años encima. Ha vivido muchísimas cosas institucional y políticamente hablando en este país y pretende que muchas de ellas no regresen, que pertenezcan definitivamente al pasado. Que sólo nos sirvan para abrirnos los ojos ante determinados hechos, ante los intentos de quienes añoran “sus” tiempos mejores. Añoran cuando los pobres eran muchos y los privilegiados pocos, Añoran la “seguridad” de las botas y la mano dura. Añoran el enriquecimiento fácil a costillas de un país empobrecido. Añoran no pagar impuestos. Total a quien le importa los hospitales, las escuelas públicas. Si gente como “uno” tiene clínicas y colegios privados. Lo público, para los negritos. Añoran la especulación. En fin, añoran el país de la bicicleta y la injusticia.


Y entonces uno se pregunta cuando escucha hablar del gobierno y las PASO, cuando se acusa al gobierno de sectario y autoritario. Cuando se lo acusa de no dialogar ni escuchar los reclamos de los gobernadores. Uno se pregunta decíamos, si es ser autoritario o autista como inmoralmente calificó Hermes Binner al gobierno, establecer un Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias, que reestructuró el 89% de sus deudas con dos años de gracia para el pago, e implicó e implica más recursos para desarrollo y asistencia social en cada jurisdicción. Si es ser autoritario y corrupto limitar la extranjerización de las tierras, la creación de Cooperativas Argentinas trabajar, la creación de 610 Centros Integradores Comunitarios, espacios públicos construidos en todo el país, para la participación de diferentes actores que trabajan de modo intersectorial, promueven la inclusión social y el mejoramiento de la calidad de vida..


Es injusto haber declarado la nulidad de todas las leyes de impunidad: Punto Final, Obediencia Debida, indultos; haber impulsado el juicio a los responsables de los delitos de lesa humanidad, del genocidio de la última dictadura?.
Cometió un error tan grave el gobierno nacional, me pregunto, al depurar la Corte Suprema “Automática” Menemista y designar una Corte Suprema de Justicia digna, al impulsar la Ley de Matrimonio Igualitario, la ley que penaliza la Trata de Personas (sexual, esclavismo, privación de libertad, extracción compulsiva de órganos), la incorporación de la figura de “desaparición forzada de personas” al Código Penal (un delito que no estaba tipificado como tal), el Decreto presidencial prohibiendo la oferta sexual en los diarios. Cometió un error tan grande el kirchnerismo al impulsar la Ley de Identidad de Género; al unificar y actualizar los Códigos Civil y Comercial, al impulsar la ley de muerte digna: al establecer el Programa Conectar Igualdad distribuyendo 3,4 millones de netbooks para estudiantes secundarios.

Es tan inmoral y antidemocrático haber creado 1314 escuelas en todo el país, 9 Universidades Nacionales. Haber impulsado la ley de Educación Sexual Integral y los programas nacional de alfabetización y el nacional de inclusión educativa. Unos 100 mil niños y jóvenes volvieron a la escuela gracias a las becas “todos a estudiar” dirigida a jóvenes de entre 11 y 18 años; y “volver a la escuela”: dirigida a niños y jóvenes entre seis y 14 años de todo el país.
Significa no ocuparse de los trabajadores haber establecido la Ley de Paritarias y refundado el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Haber derogado la Ley de Flexibilidad Laboral. Haber logrado bajar la desocupación En 2003: 24,7%. En 2013: 7,8 por ciento.
Se equivocó el gobierno al eliminar las AFJP, al aprobar la jubilación de amas de casa; al devolverle a las jubilados y empleados públicos descuentos que habían efectuado De la Rúa, Bullrich y Cavallo. Se pagaron los retroactivos injustamente descontados por lo que 2,3 millones de nuevos jubilados que tenían aportes parciales, hoy cobran la jubilación, mientras cancelan su deuda previsional. Es desacertado haber dispuesto el doble aumento anual a jubilados y pensionados. Haber aumentado el 698% las jubilaciones mínimas, que estuvieron congeladas durante diez años.

Y la Asignación Universal por Hijo; la Asignación Universal a embarazadas a partir del tercer mes de gestación; el Monotributo social rural (gratuito); el Plan federal de viviendas que entregó hasta ahora 37 mil viviendas nuevas y se mejoraron más de 22 mil. Se están construyendo más de 110 mil viviendas nuevas y hay unas 40 mil mejoras en marcha.
El beneficio jubilatorio anticipado para personas desocupadas que, aun no cumpliendo con la edad jubilatoria, cuenten con los 30 años de aportes requeridos (habían quedado desamparadas durante el menemismo); el Aumento de las asignaciones familiares por hijo, destinado a trabajadores en relación de dependencia y beneficiarios de ART, desempleados, pensionados y veteranos de guerra. Es inmoral la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, de carácter antimonopólico, en reemplazo de la Ley de Radiodifusión de la dictadura; la declaración de interés público de la producción de papel para diarios: derogar la ley que permitía enjuiciar por injurias y calumnias a periodistas. Ningún juicio del Estado contra periodistas. La Creación de la TV Digital abierta, pública y gratuita; la Ley de Medicina Prepaga; la ley del Celíaco. Haber bajado la mortalidad infantily haber establecido una ley de Educación Sexual y Procreación Responsable.
Y podría continuar un largo tiempo con la lista. Es este un gobierno, sectario, autoritario, ineficiente?. Por supuesto que faltan muchas cosas. Las señalamos a diario desde esta radio pública y universitaria. Pero podemos desconocer logros impensados hasta hace unos años, que tienen que ver fundamentalmente con los sectores sociales más marginados?
Podemos desconocer, los que la peleamos desde abajo, los límites que se le han impuestos a la especulación, al enriquecimiento ilícito, a la fuga de capitales, a la opresión hacia las clases precisamente mas oprimidas como alegremente hacían gobiernos anteriores respondiendo a los requerimientos de sus amos del FMI o del Banco Mundial?.
Los argentinos, si no tenemos memoria, si no analizamos lo que ha sucedido y sucede en el país con la mayor equidad y desapasionamiento posible, vamos mal.
Acá no se trata de peronistas o radicales, de izquierda o derecha. Se trata de todos los argentinos que de ninguna manera podemos permitirnos volver a recetas del pasado que tanta miseria, dolor, muerte e injustica ocasionaron.
Acá no se trata de una presidenta. Se trata de un proyecto de país que, lo lleve quien lo lleve adelante nos debe alejar de la miseria ideológica y económica. De lo voracidad de quienes siempre tuvieron mucho explotando a los que siempre tuvieron poco. Y entre ellos se encuentran muchos de los referentes de la oposición, que además responden a uno de los cómplices del genocidio militar como lo es Magneto.
Cuando el juicio crítico, la pluralidad y las distintas miradas sobre la realidad política son simplemente argumentos para satisfacer ambiciones personales y sectoriales tienen un efecto corrosivo que incluso atenta contra la gobernabilidad. Y lo que no hay en el país es un disenso constructivo. El disenso es una actitud que nace en la humildad intelectual de saberse falible y sobretodo, del respeto irrestricto a la otra persona y sus opiniones. En este sentido el disenso no es destructivo sino constructivo y se relaciona con el juicio crítico que nos permite, por ejemplo, analizar lo adecuado o inconveniente de cierta política sin necesariamente caer en la falacia de atacar a la persona que la defiende.

Y lo de la oposición no es disenso. Es descalificación basándose en la mayoría de las veces en juicios falaces e irreales. En promesas irrealizables, ocultando las verdaderas intenciones que, por sus características antipopulares no conviene hacer públicas.
Son muchos los años vividos por quien les escribe. Y creo que tengo la autoridad suficiente para asegurar que el país tiene la peor de las oposiciones que han existido en democracia. Porque sus intereses no son los del pueblo. Son los de Clarín y lo que esto representa. Son los de la Sociedad Rural. Son la de los empresarios a los que poco y nada les importó la suerte de los trabajadores mientras ellos pudieran llenar sus arcas con especulación, estafas y corrupción. Les molesta tener que pagar impuestos, les molesta no poder poner y sacar gobiernos a su conveniencia. Les ofusca no poder especular con divisas y sacarlas del país. Les enoja el crecimiento de la industria nacional. Les irrita no poder manejar las ideas de las clases más relegadas.
Por eso, como decía al principio, parodiando a Salvador Allende: “Los hombres y pueblos sin memoria, de nada sirven” y si no tenemos memoria, si no ejercitamos la memoria, terminaremos siendo víctimas nuevamente de la voracidad de los poderosos.