Ricardo Haye, docente de la FADECS, en su espacio semanal propuesto por “Entre Bardas” se refirió en la mañana de hoy a realizar un análisis sobre un ex – presidente por un lado, y por otro, a un candidato a senador electo el pasado domingo.
Tuvimos un presidente que le caía simpático a mucha gente. Mucha gente que depositaba sus fantasías en el. Era un tipo pícaro. Se juntaba con los deportistas más prestigiosos y hacía como que jugaba. Recibía a los artistas mundiales más consagrados. Tenía aventuras con las mujeres más deslumbrantes. Pero también era un sujeto que llenaba de aprehensión las conciencias honestas de muchos compatriotas. Con la mirada canchera, esa de tipo que se las sabe todas, dijo una vez: “Si decía lo que iba a hacer quién me hubiera votado.
¿Dónde están los límites de la verdad y la mentira? ¿Miente sólo el que dice cosas que no son ciertas? O miente también el que no dice toda la verdad?
En toda la campaña previa a las elecciones paso Sergio Massa se las pasó jugando a las escondidas…el candidato auspiciado por la pasta dentífrica simboliza un regreso a la ortodoxia económica. Massa puede encarnar cierta voluntad restituyente pero no en materia de derechos sociales quebrantados. No. Su restitución favorecerá a los sectores del privilegio. Por eso podrían volver a apropiarse del sistema jubilatorio. ¿Qué más queda por saberse?”, planteó Haye a la audiencia.

Audio a su disposición.