Rosa Rosinblit, Vice-presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo

En la mañana de hoy se realizó en la sala del Primer piso del Concejo Deliberante el reconocimiento por parte del ejecutivo municipal, Martín Soria, y la presidente del CD, Marta Bizzoto con demás concejales, a la Vicepresidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Rosinblit y tres nietos restituidos. En el acto también se le hizo entrega de la Resolución de Visitante Ilustre y una placa homenaje de manos del intendente municipal, en agradecimiento a su visita en el marco del Primer Encuentro de Escritores por la Libertad que se realiza en Casa de la Cultura.
El móvil de “Entre Bardas” estuvo presente en el acto y dialogó con Marcelo Heinzmann, uno de los nietos recuperados, quien destacó la cálida bienvenida y recordó cuándo conoció a Rosa Rosinblit, “En el año 2000 en que yo me reencuentro con Victoria una de mis dos hermanas, conozco a Rosa en la sede a Abuelas”.
Martín Soria, intendente de la ciudad, le hizo entrega de la placa homenaje a la Sra Rosinblit y djo: “En nombre de los vecinos de General Roca yo le voy a dar una placa que es un homenaje y está hecho con el mismo material de aluminio con el que está hecho el símbolo de nuestra ciudad; está hecho con el tesón, la lucha y la pelea que dan los productores como usted que fue conocida en el mundo entero por su lucha y su pelea”.
Por su parte Rosa Rosinblit manifestó en el acto que “Uno dedica una vida a un trabajo, a un objetivo, no piensa si va a recibir recompensa por eso. Sigue, trabaja, lucha por algo que se propuso hacer”.


Cabe destacar que además se encontraban presentes dos escritores que presentarán cinco libros donde los nietos son los protagonistas.

La Sra. Rosa Rosinblit  se unió a Abuelas de Plaza de Mayo después de la desaparición de su hija Patricia y su yerno José, el 6/10/1978. En 2000 encontró a su nieto nacido en la Esma pero sigue buscando a todos los que faltan. A sus 93 años, se desempeña como vicepresidenta de Abuelas, sin ausentarse de su puesto un solo día, con una lucidez y una fortaleza sin igual.