Foto: lmcipolletti

Esterea González, delegada de ATE en el Municipio de Allen, en comunicación con “Entre Bardas” se refirió al estado de asamblea permanente que desde ayer mantienen los trabajadores municipales nucleados en ese gremio, por distintos conflictos generados en la Secretaría de Desarrollo Social. Al respecto, la gremialista manifestó que “Uno de los conflictos que tenemos es el atropello que hay hacia una delegada que después de salir electa dio a conocer todas las falencias que tiene un CEDIN “Trapito”, donde hay fallas edilicias, por la tarde no hay agua. Esto no le ha caído bien al ejecutivo así que lo que hacen es tratar de violentar sus derechos y sacarla del lugar para mandarla a otro CEDIN. Nosotros hicimos la denuncia pública, estuvimos hablando con los jefes que dependen de este lugar. Vamos a hacer las denuncias correspondientes porque la compañera es delegada, tiene fueros y la ampara la ley 23551, artículo 52; que dice que no podrán ser despedidos ni suspendidos ninguno de los compañeros delegados ni tampoco se le puede modificar las condiciones de trabajo. Esta ley garantiza la estabilidad en el lugar de trabajo para que pueda defender a los compañeros.
González sostuvo que no han tenido respuesta por parte del ejecutivo municipal, por el contrario, “Vemos que no es la primera vez que el municipio a través de la intendenta manda a violentar los derechos de los trabajadores así que estamos acompañando a la compañera en su lugar de trabajo”.