Foto: Romina García Hermelo (Página12)

Ruth Zurbriggen, miembro del colectivo feminista La Revuelta, en comunicación con “Entre Bardas” se refirió a la suspensión de una docente de San Luis, por promover la lectura de un libro donde relata el amor entre dos mujeres en una clase de cuarto año. Al respecto manifestó su posición de rechazo y sostuvo que “Nos tiene que hacer un llamado a la reflexión importante vinculado a todas las prácticas hétero-sexistas y patriarcales instaladas todavía en la cultura y en la cotidianeidad en este caso escolar”.
La referente del colectivo feminista enunció que “Se llegan a quejar que Romina promueve el respeto por la diversidad sexual. Estamos hablando de una situación muy grave, nosotras creemos que es una situación de He-terror-sexismo, porque generan terror. Vienen a decir que Romina está depravando a los educandos. Los términos que utilizan en aras del orden institucional como hay que sacar a la novela de circulación, son argumentos oscurantistas, autoritarios, que subestiman como la capacidad de estudiantes pero que además van contra todas las leyes vigentes que tenemos”.
“Hay una chica en mi sopa” (Planeta, 2011), es la obra en cuestión y narra la historia de una adolescente que se siente atraída por su profesora de alemán. Romina García Hermelo, profesora de Lengua y Literatura, fue suspendida de su cargo por tres meses, sin goce de sueldo en una escuela pública de esa provincia y sin tener la posibilidad de defender la elección del material de lectura.