Javier Rubio, presidente de la Asociación Celíaco de General Roca se refirió a la situación de la “Panadería Saludable”. Al respecto refirió que “Toda esta situación comercial está afectando a lo que es la inclusión social de la comunidad celíaca. Desde que abrió la panadería, cambió la vida del celíaco”.
En cuanto a la problemática desatada por el cierre del local comercial, Rubio manifestó que “Aparentemente hubo falta de asesoramiento de ambas partes desde la creación de la panadería. Llegaron a este momento donde al no estar el técnico obviamente bromatología, a mi pensamiento, está haciendo las cosas bien, porque está velando por una comunidad a las cual tiene que cuidar, con los controles bromatológicos que tiene, pero deberían haberse sentado a resolver esto de otra forma y no ha intimar o no poder conversar”.
Por otro lado, horas después, el programa se puso en comunicación con Jorge Escaris, propietario de la panadería “La Baguette”, quien anunció que la situación ha mejorado “Porque nos hemos puesto en contacto con el Municipio y nos han dado una prórroga. Tenemos previsto una reunión el día lunes con Bromatología”.


A todo esto desde el Municipio de esta ciudad, se informó mediante un comunicado que: “Se pone en conocimiento de la comunidad que los alimentos libres de gluten son adquiridos por un sector importante de la población, no solo por parte de celíacos, sino también diabéticos, personas intolerantes a la lactosa, etc, por lo tanto deben elaborarse y expenderse con mayor control que los alimentos con Trigo, Avena, Cebada y Centeno.
De a cuerdo al Código Alimentario Argentino (Ley 18.284), en su art 1346, “Todo establecimiento que elabora alimentos dietéticos o para regímenes especiales, deberá contar con la Dirección Técnica de un profesional universitario que por la naturaleza de sus estudios a juicio de la autoridad sanitaria nacional, está capacitado para dichas funciones, el que además asumirá conjuntamente con la empresa la responsabilidad ante las autoridades sanitarias de la calidad de los productos elaborados. Las empresas elaboradoras deberán asegurar el control analítico de las materias primas, productos en elaboración y productos terminados”.
Para dicho control, se deberán realizar análisis que avalen la condición de “libre de gluten” otorgado por un organismo oficial o entidad con reconocimiento oficial. Asimismo, éstos establecimientos deberán elaborar un programa de buenas prácticas de fabricación, con el fin de asegurar la no contaminación con derivados de trigo, avena, cebada y centeno en los procesos, desde la recepción de las materias primas hasta la comercialización del producto final.
Por lo tanto, a los establecimientos de la ciudad que, según su publicidad, se encuentran elaborando alimentos libres de gluten, el municipio les ha solicitado por acta, la contratación de un Director Técnico y los análisis que avalen esa condición de los alimentos que allí se elaboran.