Foto: escuela86-romagnoli.blogspot

María es madre de un niño que asiste a una salita del jardín de la Escuela N°86 Septimio Romagnoli y dialogó con “Entre Bardas” sobre la falta de mantenimiento que presenta esa instalación. Entre las deficiencias remarcó que “Estuvimos mandando notas para que arreglen el calefactor y se fueron de un extremo al otro porque el calefactor no se puede controlar el calor que larga. No tiene ventanas. Para ventilar tienen que abrir una puerta de emergencia que está rota. No hay enchufes. No hay baños, usan el baño de los docentes, los nenes para ir al baño. La seño va atrás de ellos con un baldecito con agua para limpiar el inodoro. Ayer nos decían en la reunión que los techos de la salita tiene cien años, porque antes era una caballeriza”.
“Por el momento se están mandando notas. Alguien nos tiene que escuchar”, dijo María preocupada.