Pablo Marcelo Hodola: Testimonio de un hijo de desaparecidos

Foto: La Mañana de Neuquén

En comunicación con “Entre Bardas”, Pablo Hodola, hijo de desaparecidos del Alto Valle, entabló diálogo con Aldo Masini y relató parte de su historia.
Pablo Marcelo Hodola es hijo de Oscar Hodola y Sirena Acuña, desaparecidos el 12 de mayo de 1976, cuando tenía 1 año y 8 meses. Nunca más tuvo novedades sobre sus paraderos. “Pude conocer en el 2009-10 un informe de la ADIPA pude tener un seguimiento que le hacían a mis padres desde un año antes del secuestro.
Allanamiento que se hizo en Plaza Huíncul donde vivíamos. Mi padre militaba en Cutral-Có y Plaza Huíncul. Cuando mis padres son secuestrados, le ordenan a la vecina  recibirme. Tuve la gracia de conocerla hace dos años atrás. Para mí, fue un cierre de círculo. Durante diez minutos no podíamos hablar”.

Pablo Hodola relató que comenzó a darse cuenta en 4º grado cuando la maestra llamó a una reunión de padres, donde tenían que ir con los chicos. “Me hizo un llamado el hecho de empezar a mirar y la mayoría de mis compañeros estaba con su papá y su mamá. La única abuela era la mía. Eso me llevó a preguntar ¿dónde está mi papá y mi mamá?… Era una cuestión natural que yo me había dado cuenta que estaba con mi abuela…De allí empezó todo un proceso con psicólogos. Era muy difícil tratar a un chico con mi condición. Mis padres no estaban ni muertos, ni vivos. Así estuve con psicólogos hasta los 15 años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.