La protesta fue frente al Destacamento de tránsito en reclamo de la “re categorización del personal, mejores condiciones edilicias, salarios dignos, el rechazo al sueldo en negro y en contra de los aprietes”. La situación afecta a cerca de 120 trabajadoras de 8 Centros Educativos Comunitarios infantiles que atienden aproximadamente 700 niños y niñas.