Martín Amarilla Molfino. Foto: Débora Cívicos para Antena Libre

Guillermo Molfino Amarilla  y Fernanda Archanco de Red por la Identidad estuvieron de visita en los estudios de Antena Libre. En cuanto a su identidad Martín refirió que el 2 de noviembre del 2009 después de haber presentado su denuncia ante Abuelas de Plaza de Mayo en el 2007 pudo encontrarse con su familia. “Por diferentes motivos, Se tardó dos años en que pueda encontrarme con mi familia porque no se sabía que mi mamá estaba embarazada. Después de diferentes declaraciones en las causas abiertas por campo de mayo se supo que Marcela Molfino había dado a luz en el centro clandestino en el Campo de Mayo y que llegaron a través de diferentes investigaciones y llegaron a pensar que podría ser el hijo de Marcela”.
El matrimonio Guillermo Amarilla y Marcela Esther Molfino de Amarilla fueron secuestrados el 17/10/79. Marcela tenía 27 años y estaba embarazada aunque no lo sabía.
“Después de muchos años de dudar si era hijo biológico o no, que siempre creí que no era hijo biológico por cuestiones intuitivas, después ya empiezan los datos duros, concretos que me llevaron a pensar que podría llegar a ser hijos de desaparecidos. Lo primero que me llevó a dudar era la profesión de mi apropiador que era personal civil de inteligencia en el ejército y después supe de qué se ocupaba esa gente, en su mayoría, en aquellos años”.

 

Guillermo visitó la CONADI el 13 de diciembre de 2007. Abrió un legajo solicitando colaboración para esclarecer su origen. El paso siguiente fue realizarse el examen de ADN. El 20 de diciembre de ese mismo año el joven asistió al Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y el 6 de marzo de 2008 se le comunicó que no era hijo de desaparecidos.
La búsqueda parecía haber concluido sin resolución. En la CONADI le explicaron que, por el momento, su ADN no coincidía con el de ninguna de las familias que integran el banco, pero que, aún así, se van agregando nuevos casos y muestras hemáticas. Muchos familiares de desaparecidos, vale aclarar, desconocían que sus hijas o nueras estuvieran embarazadas al momento de desaparecer. No obstante, hasta la restitución de Guillermo, nunca antes había ocurrido que al poco tiempo de que un joven recibiera su resultado negativo una línea de investigación convocara a un nuevo grupo familiar para dejar sus muestras en el Banco y que ese grupo coincidiera con un joven que ya había comenzado su búsqueda. Así fue. Los Amarilla Molfino incorporaron sus muestras y Guillermo recuperó su identidad. (Fuente: http://www.desaparecidos.org/arg/victimas/a/amarillag/)