Los trabajadores del estado se manifiestan desde el día de ayer en las oficinas de Recaudación Tributaria de Rentas. Omar González del programa El Arranque se comunicó con Rodolfo Aguiar, Secretario General ATE Río Negro quien sostuvo que “La jornada forma parte de una serie de medida sectoriales que hemos resuelto los trabajadores del estado para llevar adelante distintos reclamos durante esta semana”.

 

Dentro de los puntos de reclamo por parte del gremio se encuentran:

  • Insuficiencia del aumento salarial otorgado. Aguiar sostuvo que “más de la mitad de los trabajadores que se desempeñan en las oficinas de rentas frente a los últimos anuncios por aumentos salariales solamente van a percibir aquel porcentual correspondiente a la zona desfavorable y no percibirán incremento alguno”.
  •  Blanqueo de la bonificación denominada “fondo estímulo” dado que según Aguiar “es un fondo que todavía está en negro es un pago no registrado y se está pidiendo el blanqueo y también el aumento de ese fondo y que se puede discutir una redistribución del mismo ya que hoy beneficia a funcionarios de alto rango y perjudica a los trabajadores esta distribución actual a partir de que ya que las sumas son importantes para los funcionarios pero no lo son para los trabajadores”.
  • Como tercer punto se plantea el incremento del monto de reparto de boletas que realizan los trabajadores de las oficinas de rentas y que pase a formar parte del salario. Actualmente “el organismo abona $1 por cada una de las facturas que entregan en domicilio y $2por las notificaciones domiciliarias que realizan, mientras que por lo mismo se le abona al correo argentino 42$”, sostuvo Aguiar.

El referente de ATE anunció que en el día de hoy le solicitaron una audiencia al director de la agencia de recaudación tributaria de la provincia, Agustín Domingo, “Queremos hacer públicas las denuncias frente a este funcionario que los días previos a la protesta hizo llegar directivas a la mayoría de las delegaciones de la provincia intentando que las actividades gremiales no se difundieran intentando interceder en las asambleas de los trabajadores que se realizan en las distintas oficinas. Nosotros creemos que esta debe ser una práctica política que debe desterrarse de la provincia teniendo en cuenta después de  30 años de democracia”.