Foto: fruticulturasur.com

“El panorama no es alentador”, declaró Alfredo Palmieri, Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro sobre la caída de granizo el pasado viernes en el Alto Valle y sostuvo que el fenómeno climático tuvo algunas características muy particulares, que es un área grande y que en algunos casos son productores que ya habían tenido siniestros el ciclo anterior. “El único atenuante es que parte de las peras se habían cosechado” aunque la fruta más afectada se trata de la manzana específicamente la variedad Red Delicius que según el ministro es la  especie “que estaba teniendo mejor fracción de precios y casi al inicio de la cosecha”.

 

Sobre la  primera estimación de que alrededor de unos 70000 toneladas de frutas sería el daño producido, el ministro dijo que hay que tomarlo con precaución: “El número real va a surgir de un análisis de campo, viendo la distribución de la tormenta, dónde fue el núcleo, dónde están las áreas periféricas y cuando recién se producen dentro de las 24 horas las marcas no son tan visibles. Entonces cuando empecemos a cosechar plantas, vamos a tener una dimensión. Lo que no cabe ninguna duda es que el daño es importante y el área es grande”.