Omar Goye quedó suspendido y se abrió el proceso de revocatoria de mandato. La decisión fue adoptada por la mayoría de los concejales  que con su voto avalaron (a excepción de la UCR) el proyecto impulsado por los siete concejales “albertistas”, que ordenó que asuma la Intendencia María Eugenia Martini. El intendente no acudió a la sesión extraordinaria. Leer proyecto

La suspensión inmediata de Goye –sin goce de haberes- una vez aprobado el proyecto, ordena consecuentemente que María Eugenia Martini, presidenta del Concejo Municipal, asuma la Intendencia de Bariloche de manera interina mientras se desarrolla el proceso de revocatoria que podría extenderse más de dos meses.

El Frente Grande, Frente para la Victoria y Partido Vecinalista por el Cambio, fueron los autores del proyecto que ingresó ayer por la tarde en el Concejo Municipal y recibieron el respaldo además de los bloques SUR y Frente Social del Pueblo con su voto. La UCR votó en contra.

La ordenanza aprobada establece la apertura de una planilla de firmas (se requiere el 10%, equivalente a alrededor de 8.000 firmas) para que la ciudadanía avale el proceso y el referéndum que no tiene fecha aún pero que deberá ser en 60 días. El intendente tiene un plazo de diez días para ejercer su defensa y respuesta a los puntos de la revocatoria que incluyen negligencia, ineptitud e irregularidad en el desempeño de sus funciones, tres de los cinco motivos que establece el artículo 154 de la Carta Orgánica.

Fuente: ADN