Foto: diario La Palabra

Mediante un comunicado de prensa el Frente de Unidad y Lucha celebro “el compromiso de la abrumadora mayoría de compañeros que le dieron la espalda al voto electrónico instrumentado entre gobierno y conducción central.De esta manera se demuestra que los compañeros no entregaron un cheque en blanco a la actual conducción central del sindicato y que si algo se puede sacar en claro de esta farsa es el profundo cuestionamientos que sectores cada vez más amplios del sindicato hacemos a esta política de traición y de entrega. Si algo debiera haberse plebiscitado en la permanencia de Jorge Molina y su conducción pro patronal al frente del sindicato”.

El sector opositor a la Unter central llamó a “exigir asambleas y congresos donde podamos elaborar un verdadero pliego de reivindicaciones que atienda las necesidades de los trabajadores y no del gobierno, donde podamos también elaborar las acciones y estrategias necesarias que nos permitan hacer cumplir ese pliego y frenar las políticas de ajuste sobre los trabajadores y la escuela pública”.