En el juicio se investigan 235 casos y se escucharán más 800 testimonios. Luciano Benjamín Menéndez y otros 40 imputados comenzaron a ser juzgados en el megajuicio que unifica las causas Arsenal y Jefatura de Policía, en las que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia de Tucumán durante la última dictadura cívico-militar.

Los represores están acusados por la comisión de violaciones de domicilio, privaciones de libertad, torturas y homicidios, delitos que se habrían cometido entre 1976 y 1982, en perjuicio de 235 víctimas que habrían sido vistas o se supo que estuvieron en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Jefatura de Policía y el Arsenal Miguel de Azcuénaga.

En este contexto, diferentes organizaciones sociales y de Derechos Humanos se movilizaron hasta la sede del Tribunal.El subsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Luis Alén destacó que estos juicios se pueden llevar adelante cuando hay principios y convicción, como desde 2003.

Fuente: Radio Nacional