La Cámara Primera en lo Criminal de General Roca ante la cual se sustancia  el debate, dio inicio este miércoles, a partir de las 9.00,  a la audiencia de alegatos en el juicio oral por el homicidio del exgobernador de Río Negro Carlos Soria.En la causa está imputada Susana Graciela Freydoz, por el delito de homicidio calificado por el vínculo agravado por la utilización de un arma de fuego, por el hecho ocurrido el 1° de enero de 2012.

El Tribunal está presidido por el Dr. Carlos A. Gauna Kroeger, e integrado por los jueces subrogantes Dres. María E. García Balduini y Fernando Sánchez Freytes. En tanto, las partes están representadas por la fiscal de Cámara Dra. Laura Pérez y el defensor particular Dr. Alberto Riccheri.

En lo que va del proceso judicial, que comenzó el 15 de octubre pasado, declararon 31 personas entre testigos y peritos (médicos, psicólogos, psiquiatras y criminalísticos)  quienes brindaron sus testimonios ante el tribunal, en el Salón Auditorio dela Ciudad Judicialen General Roca, y sólo uno fue desistido por acuerdo de las partes, sobre el total de 32 ofrecidos inicialmente.

En la causa se juzga a Susana Graciela Freydoz a quién se le atribuye el hecho ocurrido el día 1 de enero de 2012, aproximadamente a las 4.00 horas en la vivienda ubicada enla Chacra Nº 194, sita a la vera dela Ruta Nº 6, en la zona rural de esta ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro.  Minutos antes de la hora previamente indicada, luego  de haber finalizado una reunión familiar que se realizó en el lugar con motivo de los festejos de año nuevo, Carlos Ernesto Soria se retiró a descansar a la habitación que compartía con su esposa Susana Graciela Freydoz. Inmediatamente esta última que se encontraba junto a su hija (…) en el sector cocina-comedor ordenando y lavando elementos que habían sido utilizados en la fiesta, dejó lo que estaba haciendo y se dirigió a la habitación matrimonial cerrando la puerta que separaba esa dependencia del resto de la casa de un “portazo”. Ya en el interior de la habitación, luego de mantener una breve discusión con su esposo Carlos Ernesto Soria, tomó el arma de fuego que se encontraba en ese lugar, un revólver calibre 38 marca “Smith and Wesson” y disparó con el mismo a su esposo, mientras este se encontraba acostado sobre el lecho conyugal, ingresando el proyectil en la zona malar izquierda de Carlos Ernesto Soria, causándole lesiones encefálicas hemorrágicas y destructivas que a los pocos minutos le produjeron su muerte.

La calificación legal de la imputada es a título de “Homicidio Calificado por el vínculo agravado por la utilización de un arma de fuego”,  (arts. 80, inc. 1ro. y 41 Bis. del Código Penal).

Fuente: Prensa Poder Judicial