Luis Acaricia, en el primer piso de la Delegación. Foto: Marcelo Miranda

Luis Acaricia, de 40 años, se encadenó en el primer piso de la Delegación del Concejo Provincial de Educación de Roca. Pide que le restituyan su trabajo.

Hace siete meses que Acaricia fue dejado cesante de su cargo de portero en el CEM 43 después de lo cual se le había ofrecido un cargo en el Establecimiento de Ejecución Penal 2 de Roca, propuesta que rechazó por “no sentirse preparado, yo vengo de trabajar con chicos de 17 años y me mandan a un lugar donde tengo que trabajar con internos, no estoy preparado para eso”.

Después del recambio de gestión provicial varios porteros fueron dejados sin trabajo tras lo cual habían decidido encadenarse al Edificio del Concejo. Tras el ofrecimiento de re ubicarlos en el ex alcaidía, varios aceptaron, salvo Acaricia quien expresó no estar en condiciones de asumir un rol de ese tipo.