Con 30 votos a favor y 11 en contra, el proyecto remitido por el Poder Ejecutivo para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial y autorizar la ampliación de 3 a 5 jueces en la composición del Superior Tribunal de Justicia (STJ) no logró los 2/3 para su sanción. La votación fue nominal y se realizó con la ausencia de algunos legisladores que habían estado presentes al inicio de la sesión.

La iniciativa creaba una comisión de seguimiento que actuaría en el ámbito del Poder Ejecutivo como responsable de analizar la evolución de las modificaciones que presentaba la propuesta.

También proponía que el STJ esté integrado con vocales de ambos sexos, procurando una equilibrada representación de las distintas circunscripciones judiciales.

La miembro informante del Ejecutivo fue la legisladora Tania Lastra (FpV), quien fundamentó que el incremento notable en la actividad de la Justicia “hace absolutamente necesario elevar a 5 los miembros del STJ a fin de dar respuesta a todos los rionegrinos”.

Por otro lado, explicó que se pretende la representación jurisdiccional de las distintas circunscripciones en la Provincia y que esta propuesta contempla el profundo respeto de igualdad que establece la Constitución Nacional y la Provincial, que es la necesidad de que ambos sexos integren el Cuerpo de una manera taxativa.

Destacó la lucha del género femenino por la igualdad y se refirió a la “fuerza” con la que la legisladora Magdalena Odarda (ARI) ha impulsado iniciativas de estas características, que fueron anexadas a la debatida hoy.

En referencia a la comisión de análisis, expresó que “es un espacio plural propuesto por el Ejecutivo para emitir dictámenes y recomendaciones, pero no para perseguir a la Justicia como se ha dicho, sino para consagrar el criterio de oportunidad política”.

Por su parte, la legisladora Marta Milesi (ACD) expresó que la iniciativa impulsa mayor participación, más representatividad, pone en quienes lo integran una tarea más compleja que es la de contemporizar criterios de idoneidad, representación regional y género.

La legisladora, como cipoleña, destacó las mayores posibilidades que tendría la cuarta circunscripción de tener su representación en este órgano de justicia y apeló a dejar de lado las diferencias políticas y votar favorablemente este proyecto.

La legisladora Ana Piccinini (FpV) adelantó que no acompañaría la propuesta, “ya que primero habría que invertir en la estructura del Poder Judicial para luego evaluar y discutir sobre la necesidad de las incorporaciones”.

Además, criticó el origen de la reforma que “debería haber sido propuesta por el Poder Judicial” y no por el Ejecutivo, agregó que “es necesario fundamentar la credibilidad del ciudadano en todo el proceso judicial por ser la base misma del sistema republicano”.

Ricardo Ledo (URN) adelantó su voto negativo alegando que el debate en comisiones no fue suficiente y que, además, los planteos de SITRAJUR se relacionan con otras prioridades.

La legisladora Magdalena Odarda (ARI) se refirió a los principios constitucionales, nacionales e internacionales que consagran el derecho a la igualdad y que se oponen a la discriminación de la mujer en todas sus formas.

Con respecto a la iniciativa, señaló que “estamos dando un paso fundamental en la calidad institucional de la provincia de Río negro” y agregó que su voto es “con absoluta convicción”, ya que su iniciativa está adjunta en el expediente.

Alejandro Betelú (ACD) destacó el trabajo en reuniones y comisiones previas a la gestión gubernamental actual y aseguró que no fue una labor menor y que congregó a colegas de toda la Provincia.

Por su parte, la legisladora Arabela Carreras (FpV) expresó que “estamos trabajando para transformar la Justicia en todos sus niveles, de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, en la composición de los distintos actores y en materia de género”.

En cuanto al aumento de los integrantes del STJ propuesto, afirmó que es necesario que haya mayor presencia de los líderes del Poder Judicial en todas las circunscripciones, viendo lo que está ocurriendo en las cárceles y que, además, “se involucren con lo que les pasa a los camaristas y con los los jueces de las circunscripciones para realizar un trabajo conjunto”.

En otro sentido, Rubén Torres (FpV) se refirió al análisis parlamentario como “precario” y realizó un llamado de atención para que se mejoren los tiempos en función de enriquecer el debate.

Martín Doñate (FpV) reflexionó sobre la importancia de aprovechar el debate para discutir “qué tipo de justicia queremos y adosar el problema de la idoneidad independientemente del número, ya que no es un valor en sí mismo y debe estar acompañado de un compromiso institucional”.

Doñate realizó un repaso sobre los problemas estructurales que deben lograr el funcionamiento integral de la justicia que es “elemental” y adelantó su acompañamiento, entendiendo que hay que seguir en el trabajo sobre el modelo judicial.

Ariel Rivero (FpV) también hizo alusión a la falta de debate y recordó las vacantes judiciales que actualmente faltan cubrir. En este sentido adelantó su voto negativo.

El presidente del bloque del FpV, Pedro Pesatti, destacó la valentía de los que son capaces de mantener criterios independientes, haciendo referencia a los votos que no decidieran acompañar la iniciativa.

En relación a la crítica sobre la celeridad del tratamiento del proyecto, Pesatti afirmó que “el tiempo para debatir existió porque este debate comenzó cuando el gobernador anunció la creación de la comisión que evalúe o no la decisión de ampliar el STJ, durante la asunción de los jueces Barotto y Mansilla”.

Fuente: Legislatura de Río Negro