A las tres de la mañana del domingo se produjo el hecho lo que provocó que la bomba que suministra agua al tanque del barrio no pudiera funcionar. Otro incidente similar se registró el lunes a la madrugada según relató Sergio Colonits que dijo que varios chicos del barrio “barretearon la casilla donde estaban los transformadores y le tiraron combustible para después prenderle fuego”.

El ùltimo inconveniente se produjo ayer cuando un operario de la empresa Edersa se acercó a reparar los transformadores y fue apedreado por los jòvenes por lo que tubo que retirarse.