Foto Jorge Ariza. 8300web

La querella representada por el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (el Ceprodh) pidió al Tribunal Oral Federal que condene a todos los imputados como coautores del delito de genocidio. Solicitó penas de prisión perpetua en cárcel común para los máximos jefes militares y policiales que comandaron la represión en la región (doce inculpados) y de 30 años para comisarios y otros integrantes de la policía de Río Negro (diez inculpados). Acusaron en representación de 37 de las 38 víctimas, porque consideran que José Luis Cáceres fue parte del aparato represivo.

En su alegato, que comenzó pasadas las 9 de esta mañana y finalizó luego de las 16 -tras un cuarto intermedio de dos horas-las abogadas Ivana Dal Bianco y Natalia Hormazabal colocaron a la represión ilegal en la región en el contexto de un plan de exterminio dirigido sobre todo a estudiantes y obreros.

Todas las acusaciones fueron por genocidio. Las abogadas del Ceprodh consideraron demostrada la responsabilidad de los imputados en el obrar genocida que describe el artículo segundo de la Convención para la Prevención y Sanción del Genocidio. Ese artículo, describe cinco tipos de actos dirigidos a destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso que -según explicaron- el régimen militar involucraba bajo la denominación común de “enemigos”.

Fuente : www.8300.com.ar