El Parlamento rionegrino aprobó el cese del estado de emergencia institucional, administrativa, social, educativa y sanitaria del sector público provincial.

 Esta norma deja sin efecto el capítulo II de la ley Nº4735, “De la Transparencia en el Empleo Público”, y establece el mecanismo de reestructuración de la deuda.

 La iniciativa fue aprobada por unanimidad en general y por mayoría del 3º al 9º artículo.La legisladora Silvia Horne, informante del proyecto oficial, afirmó que “para el regocijo de los rionegrinos”, esta iniciativa significa “la vuelta al simple y llano estado de derecho”.Horne explicó que las situaciones de emergencias son las que requieren soluciones extraordinarias para resolver las causas que las provocaron y volver al estado de normalidad, pero que en Río Negro “cada vez que llegan, lo hacen para quedarse”.

En este sentido, afirmó “en esta Provincia hace 17 años que se vive en emergencia”, pero que hoy se pueden generar las condiciones que permitan volver a la normalidad.

En relación al fin de la disponibilidad, afirmó que hoy están dadas las condiciones para que vuelva a regir la legislación de fondo y que en estos meses se pudo desarrollar un manual de misiones y funciones para las estructuras administrativas, respetando y dotando a los trabajadores rionegrinos de una herramienta que consolida sus derechos.En cuanto a la Educación y la Salud, señaló que ahora podrán desarrollar activamente su recuperación para nuestro Pueblo, pero basado en la normativa general y habilitando los mecanismos de concursos públicos para el acceso a los cargos y las licitaciones de las provisiones de insumos del Estado.

En un segundo capítulo, la norma incorpora el procedimiento del pago a los acreedores del Estado.La legisladora explicó que la Provincia podrá recurrir al uso de bonos Bogar hasta en un 70 por ciento de las acreencias, en cheques de pago diferidos y en efectivo, y que la norma faculta además al Ministro de Economía “a contar con cierto margen de discrecionalidad para afectar las partidas presupuestarias para cancelar las deudas legítimas de los acreedores que no acepten la propuesta de pago efectuado”. Bautista Mendioroz (ACD) adelantó el voto favorable de su bancada al considerar que “es un paso hacia adelante dejar el paraguas protector de la emergencia” y pone fin a la ley de disponibilidad “que tanto mal le hizo a los empleados administrativos”.

También destacó el espacio de diálogo y el tratamiento en comisiones que tuvo el proyecto con la participación del ministro de Economía, Alejandro Palmieri, quien realizó una exposición de los fundamentos del Poder Ejecutivo.

La legisladora Ana Piccinini (FpV) confesó compartir el espíritu de la iniciativa en lo que respecta a la transparencia del empleo público, pero se mostró crítica con lo referente al cese de la emergencia.


Fuente: Legislatura de Río Negro