Desde hoy al mediodia el grupo de perjudicatarios  del plan de 87 viviendas había ocupado  la sede del organismo provincial, ubicado sobre calle Bolivia, luego de lo cual realizó un corte de calle y después un corte de la ruta nacional 22.

En un primer momento se registraron forcejeos entre manifestantes y empleados  por lo cual asistió al lugar personal de la policia provincial que realizó un cordón e impidió que más personas ingresen al edificio. Los manifestantes exigian la presencia del titular del IPPV, Luis Bardeggia, en función de los reclamos para obtener una solución definitiva a la estafa que afectó a 700 familias  tras el accionar de la empresa House Vial. Finalmente, después de las 18:30, las tres mujeres que estaban dentro del organismo dejaron las oficinas tras lo cual los manifestantes se retiraron del lugar.