En el día de hoy declararon los cuatro testigos que restaban para dar por concluida la etapa de declaraciones testimoniales en el juicio que se está llevando a cabo en la región por delitos de lesa humanidad.

José Luis Fernández Valoni y Guillermo Cogorno declararon mediante videoteleconferencia desde la ciudad de Buenos Aires.Ambos son militares retirados y declararon a favor del imputado Gustavo Vitón, quien estuvo presente durante toda la audiencia en la sala. Cada uno, durante su testimonio, aludió a la involucración del ex teniente primero con el grupo de “Los 33 orientales” y su posterior expulsión del ejército, tal como lo había hecho en el día de ayer Ricardo Colombo,  para intentar mostrarlo como una personalidad opositora a los regímenes dictatoriales.

“Vitón era un oficial que tenía ideas nacionales y populares”, expresó Cogorno, quien diferenció al “ejército burgués y liberal” del “nacional y popular”, este último seguidor del general Juan Domingo Perón, motivo que le llevó a suponer “que no apoyó el golpe militar del ´76”, aunque no tuvo ningún tipo de contacto entre sus inicios y 1980. “Éramos la lepra dentro del Ejército”, dijo el testigo,  quien agregó al finalizar su declaración: “hoy tuve la posibilidad de defender a un compañero que está en esta situación. Perón nos enseñó a ser solidarios”.

El tercer testigo de la mañana fue el hermano del imputado, Aníbal Jorge Vitón. Estuvo detenido entre el ´75 y el ´80 producto de haber sido apresado en la localidad de Puerto Madryn mientras realizaba junto a una compañera pintadas de consignas partidarias relativas a la Juventud Peronista, luego de haberse trasladado a esa localidad desde Bariloche con su pareja embarazada. Sobre el ex teniente primero, el hombre contó que en ese período de tiempo tuvo tres tipos de referencias: lo que le contaban las visitas familiares que recibía, “que me comentaban que estaba confundido, que quería irse”; Pedro Justo Rodríguez, con quien compartió pabellón en la Unidad de Detención N°1 de la ciudad de Rawson, víctima que le contó que mientras estuvo en la comisaría de Cipolletti pudo conocer a su hermano, por el que fue bien tratado y porqué al ingresar cesaban los maltratos; y, en tercer lugar, mediante dos personas que concurrieron al lugar entre el ´78 y el ´79 con declaraciones contra la subversión para que firmen los detenidos bajo promesa de libertad, de quienes uno le hizo un comentario “muy al pasar”.

Al finalizar declaró Víctor Tapia, en relación a la detención de Pedro Maidana. El hombre narró el episodio del año 1976, cuya fecha no recordó, en el que siendo de noche “yo estaba fuera del curso por hora libre y llegó a la escuela el Ejército y vimos que lo sacaron a Maidana. Fue lo único que vimos”.

Está previsto que entre el 17 y el 18 de este mes se realicen las indagatorias a los imputados que decidan prestar declaraciones. Por otra parte, entre el 1 y el 4 de octubre presentarán los alegatos las querellas y entre el 22 y el 26 las defensas, quedando las fechas del 29 al 31 de octubre para que se realicen réplicas, dúplicas y palabras finales de los imputados.

Fuente: www.8300.com.ar