El secretario del Servicio de Paz y Justicia, Adolfo Pérez Esquivel, expuso ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados su punto de vista sobre la forma en que se debería llevar adelante la política en la causa Malvinas sin dejar de aclarar que “en este momento hay intolerancia” por parte de Gran Bretaña.

El Premio Nobel de la Paz manifestó su apoyo a la `Declaración de Ushuaia`, una ratificación de los derechos de soberanía argentina sobre Malvinas firmada por diputados y senadores en la capital fueguina el pasado mes de febrero.

“La cuestión Malvinas debe afrontarse dentro de una estrategia continental”, agregó Pérez Esquivel, al tiempo que consideró que “el tema Malvinas está muy ligado al tema Antártico, en relación a lo que pueda pasar en el futuro”.

En relación a la solicitud realizada hace cuatro meses por un grupo de ex premios Nobel de la Paz para que Gran Bretaña cumpla las resoluciones de las Naciones Unidas, en torno a la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, reconoció que “estamos en un contexto de intolerancia por parte de ese país”.

“Gran Bretaña es una de las cinco potencias con derecho a veto en Naciones Unidas e incluso va a hacer una consulta popular para ver si los isleños quieren ser británicos”, aseveró en su exposición ante los diputados.

Al término de la visita de Pérez Esquivel, los diputados resolvieron que se consultará a Cancillería sobre dos proyectos de ley referidos a Malvinas: el que establece el régimen para la atención sanitaria de los habitantes de las islas y el que prevé la creación del Servicio Nacional de Radiodifusión para ese territorio.

Fuente: www.radionacional.com.ar