El Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero resolvió suspender hasta la primera semana de septiembre el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos antes y durante la dictadura militar en esa provincia, a raíz de una afección cardíaca del represor Antonio Musa Azar.

Fuentes judiciales señalaron que el tribunal, presidido por Graciela Fernández Vecino, decidió suspender las audiencias ante la imposibilidad de asistir del represor que actualmente cumple tres condenas.

Musa Azar permanece internado en el Sanatorio Alberdi de la capital santiagueña, tras sufrir un preinfarto en el Hospital Independencia, lugar en el que permanece detenido hace 8 años.

En la actualidad, el ex secretario de Seguridad y jefe de Inteligencia durante los gobiernos constitucionales de Carlos Juárez y su esposa Mercedes Aragonés, afronta un nuevo juicio por la desaparición forzada de 44 personas, antes y durante la última dictadura militar.

En los últimos cinco años, Musa Azar fue condenado a prisión perpetua por el asesinato del estudiante de abogacía Cecilio Kamenetzky, en noviembre de 1976; por el denominado doble crimen de La Dársena y el asalto seguido de muerte del ganadero Oscar Seggiaro.