Reynaldo Bignone

El ex dictador Reynaldo Bignone, el represor Santiago Riveros y otros siete imputados serán juzgados desde hoy por secuestros y violaciones a los derechos humanos, entre ellos los delitos de los que fueron víctimas siete embarazadas que dieron a luz en la maternidad clandestina que funcionaba en Campo de Mayo en la última dictadura.

El Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, integrado por Héctor Sagretti, Daniel Cisneros y Daniel Petrone, estará a cargo del juicio en el que se acumularon cinco causas, entre ellas la apropiación de Laura Catalina de Sanctis Ovando, nieta restituída en 2008.

Antes del inicio del juicio, Sanctis Ovando -cuyos padres fueron secuestrados en Campo de Mayo, estando su mamá embarazada de 6 meses- señaló a Télam que “este juicio significa abrir heridas, limpiarlas y aliviarlas, y también es una manera de honrar y hacer presentes a mis padres”.

“También es importante que toda la ciudadanía sepa que el Estado que perpetró crímenes de lesa humanidad hoy exponga y castigue a los culpables”, afirmó. Por su parte, el abogado querellante por la agrupación Justicia Ya!, Pablo Arturo Piatigorsky, indicó que “la postura de la querella será inscribir los delitos en el marco de un genocidio”, y precisó que solicitarán la condena de cumplimiento efectivo en cárcel común, ya que “el argumento de ancianidad no puede ser utilizado como elemento de impunidad”.

Junto con el abogado Jorge Briozzo, el letrado planteó que las más de 20 víctimas de este juicio “deben ser tratadas como desaparecidas y, por lo tanto, se exigirá saber dónde están sus cuerpos”.

Fuente: Radio Nacional