Foto: nexosur

Ante la situación, el Consejo envió un técnico que determinó serio problemas en una de las fases que alimenta el edificio por lo que la empresa Edersa debe realizar las reparaciones necesarias. El inconveniente impidió que funcionara el sistema de calefacción central por lo que las bajas temperaturas impidieron actividad normal en una mañana que llegó a los nueve grados bajo cero según detalló Silvia Colonits, directora de la escuela.