Foto: Miguel Angel Parra

En el marco de la causa Solano, Gendarmería llevo adelante allanamientos y detenciones en Choele Choel, donde un periodista fue agredido y perdió su equipo de trabajo. Por la causa Solano también se produjo una detención en Sierra Grande

A media mañana del jueves Gendarmería Nacional comenzó con un procedimiento en distintos domicilios de Choele Choel, algunos de ellos se extendieron hasta cerca de las 17 horas. En uno de los procedimientos un periodista fue rodeado por un grupo de personas quienes provocaron la caída de la cámara de fotos, la que luego patearon en el piso. En otro de los procedimientos gente que insultaba a uno de los detenidos arrojo distintos elementos, alcanzando con ellos, al menos, a dos trabajadores de prensa de la región del valle medio.

Los allanamientos y detenciones que se produjeron en la mañana del jueves en Choele Choel,  no fueron las únicas, dado que en Sierra Grande, se produjo otra detención en el marco de la causa en el que se investiga la desaparición del joven Salteño Daniel Francisco Solano, quien había llegado a la región del valle medio para trabajar en la temporada en una empresa agrícola y desapareció una noche que salió a bailar.

Nestor Bobadilla comisario de Sierra Grande confirmó la detención del hombre en un barrio de la localidad de Sierra Grande, en tanto que en Choele Choel se produjeron al menos cinco detenciones, en algunas de ellas trabajadores de prensa de la región fueron agredidos.

Jorge Tanos, periodista y fotógrafo del diario Río Negro, se encontraba trabajando en uno de los procedimientos cuando un grupo de personas se acercó para increparlo, provocando que al corresponsal del diario provincial se le desprendiera la cámara, la cual fue pateada en el piso por el grupo de personas entre las que se encontrarían amigos y compañeros de trabajo del dueño de la vivienda en la que se estaba realizando el procedimiento.

En tanto que en otro de los procedimientos, tal vez uno donde mayor número de curiosos se acerco, se produjo un problema con vecinos que intentaron agredir a la persona detenida y comenzaron a arrojar elementos y frutas, golpeando al menos a dos de los trabajadores de la prensa que se encontraban en el lugar. Este fue uno de los momentos de mayor tensión, dado que la gran cantidad de gente que había llegado hasta el lugar provoco un mayor despliegue de Gendarmería, pero a pesar de esto, fue mucha la gente que insulto y arrojo elemento golpeando a gendarmes y trabajadores de la prensa. Por otra parte se supo que la carátula de la causa habría cambiado de “desaparición de persona” a “investigación de homicidio”.

Nota: Hoy Valle Medio