La decisión fue anunciada tras gestiones de funcionarios provinciales. El corte se iba a realizar  como una medida de apoyo a las paritarias que se realizarán en Buenos Aires con el sector empresarial. En once oportunidades las dos partes se han reunido sin llegar a un acuerdo por el incremento salarial para los trabajadores afiliados al gremio UATRE. Los obreros solicitan un incremento del 35 por ciento en tanto desde el sector patronal no hubo ningún tipo de propuesta a la vez que se mostraron preocupados por la falta de rentabilidad de la fruticultura.