Estela Kisle, Secretaria General del gremio de los judiciales, explicó que los trabajadores judiciales de la provincia tienen como referencia el sueldo de los empleados del Poder Judicial de la nación.

La relación entre los haberes “comenzó desfasado” explicó la dirigente que dijo que “el aumento del 7 por ciento es del año pasado, este año no tuvimos aumento”. “La gente quiere un recupero real del salario, nuestros ingresantes cobran 4.100 pesos” sentencio Kisle. Según la dirigente habría pendiente un 10 por ciento de “aumento que será el reclamo que se realizará después de la feria judicial”. Como medida de protesta los judiciales comenzarán con retención de servicios de 2 horas, según la propuesta de la circunscripción de Roca.