La afirmación fue realizada por Mario Floriani, Secretario General del gremio docente en Roca, quien apuntó directamente a la decisión de trasladar a los supervisores la suspensión de clases y la quita de vacaciones para las escuelas que perdieron más de 10 días de clases.

“Son medida de amedrantamiento para que se trabaje a como se de lugar porque si no vamos a tener que trabajar en vacaciones” afirmó el dirigente sindical. Floriani también dijo que las medidas “atenta contra todo derecho laboral, lo que se quiera tapar es la falta de operatividad de la gestión”.

Hoy al mediodía los Secretarios generales de varias seccionales de la provincia realizaron una conferencia conjunta en Roca en rechazo a las dos medidas tomadas por el gobierno provincial. “Esto puede ser un artilugio para sacar la atención sobre los reclamos salariales de los docentes”sentencio Floriani