Juan Castillo, gerente de la empresa encargada de  realizar el transporte urbano en Roca, confirmó que hasta que  los provean de 20.000 litros de combustible, continuará el servicio de emergencia sin refuerzo en los horarios picos.“A los clientes diarios se sumaron los que no tienen combustible por lo que quedan fuera del colectivo” afirmó Castillo quien también reconoció “que estamos siendo superados por la situación”.

El empresario  confirmó que no se esta brindando el servicio escolar en función de la deuda que mantiene la provincia con la empresa pero además porque no cuentan con el combustible para realizar los recorridos.