Alberto Laría denunció que en la empresas existen sueldos de 40 o 50 mil pesos cuando los accionistas del Diario “están totalmente ajenas a estas decisiones”. Laria denuncio que “el editor Italo Pisani gana cincuenta mil pesos, Alicia Miller cuarenta mil pesos, lo que es ofensivo para el staff del diario y los accionistas”.

La situación fue considerada de “gravedad”  por la falta de conocimiento de los accionistas. El 10 de mayo se realizó una asamblea de accionistas donde se pidió un informe sobre salarios, información que le fue negada al propio Alberto Laría. El accionista dijo que esto podría terminar “en un vaciamiento de la empresa y la pérdida de los puestos de trabajo”.