Foto: actualidadrn

El abogado Agustín Argibay aclaró que recibieron denuncias sobre “sobreprecios en medicamentos “ en el IPROSS que luego “fueron comprobadas”. Las denuncias fueron realizadas porque “era una defraudación de las autoridades provinciales con la participación de privados”.

Según el abogado, “todas las obras sociales hacen las compras a las empresas, en este caso las tercerizaban la compra de insumos a la Federación de Clínicas” lo que según Argibay era innecesario. “Era todo una maniobra armada, todos los meses el IPROSS le transfería 400000 pesos al FECLIR”. De acuerdo al abogado, el actuar de la justicia “afirma la corrupción” teniendo en cuenta que hace nueva años se inicio la causa”.