El juez Chirinos dialoga con familiares de detenidos en la puerta de la ex alcaidia. Foto: Marcelo Miranda

Cerca de 40 internos del pabellón 3 del Establecimiento de Ejecución Penal 2 de Roca realizaron un motín con  quema de colchones y lo rotura de las instalaciones de calefacción. La protesta se generó a partir de la decisión de las autoridades del Penal de cambiar los día de visita de los fines de semana a días de semana lo que provocó que muchos familiares no pudieran asistir.

La medida de cambio de días de visita se habría originado en la falta de personal según explicó el juez Juan Pablo Chirinos que intervino para destrabar la situación. Actualmente están alojados en el edificio 316 personas cuando, según el Observatorio de Derechos Humanos, tiene capacidad para 250.