Foto: ADN

Por cinco votos contra tres el juez Pablo Iribarren fue absuelto por el Concejo de la Magistratura de Río Negro. La acusación se centraba en la investigación del primer triple crimen de Cipolletti, ocurriendo en noviembre de 1997. La procuradora general del Poder Judicial, Liliana Piccinini, había solicitado la destitución de Iribarren por supuesto mal desempeño de sus funciones e inhabilitación por cuatro años para ejercer cargos públicos en la Justicia. Pablo Iribarren, en diálogo con Antena Libre, dijo que “por suerte el jurado entendió el trabajo que se había realizado”.


Por su parte, desde familiares del dolor mostraron su desilusión con la decisión del máximo concejo y anticiparon que tanto Ulises González como Carlos Pablo dejaran de militar en la organización. Pablo afirmó que esta “preocupado por la decisión de la justicia”.


El Tribunal de juzgamiento estuvo presidido por el juez subrogante del STJ, Jorge Bustamante, por los abogados Rubi Zuain, Sergio Schroeder y Justo Epifanio; los legisladores Ana Piccinini y Arabela Carreras  (Frente para la Victoria), Alejandro Betelú  (Alianza Concertación) y el juez Diego Broggini.