El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck anunció hoy que el Estado rionegrino decidió  revertir otra área concesionada actualmente a YPF en el área hidrocarburífera de Ñirihuau.

El mandatario provincial destacó que esta medida se toma en virtud de la falta de cumplimiento de la empresa a los compromisos de inversión estipulados en los respectivos contratos.
“YPF se había comprometido en el contrato firmado a realizar inversiones y no lo hizo, y por otro lado estamos absolutamente convencidos que en todo el Departamento de San Carlos de Bariloche no pueden haber exploraciones de petróleo ni de minería que afecten el medio ambiente”, remarcó. Weretilneck destacó que “lo que habíamos anunciado con la palabra, ahora lo estamos confirmando con los hechos: Bariloche está fuera de cualquier tipo de explotación que tenga que ver con riesgos para el medio ambiente, por más rentable que fuere”.

Fuente: Comunicación Río Negro