La Legislatura sancionó ayer el proyecto de ley remitido por el Ejecutivo rionegrino por el que quedó disuelta la hasta ahora empresa VIARSE y simultáneamente crear la Dirección de Vialidad Rionegrina (DVR). En única vuelta parlamentaria, fue debatida y creada la norma que da origen al nuevo organismo vial provincial que se proyecta como una entidad autárquica que tendrá su sede en Viedma.

La Dirección se encargará de planificar estudiar y proyectar la red vial, realizar su mantenimiento de rutina, así como la conservación periódica y preventiva, la rehabilitación de calzadas y la construcción de nuevos caminos. Al proyecto original, las comisiones legislativas realizaron modificaciones relacionadas con el traspaso del personal de una empresa a otra y quedó establecido que se respetará la clase, categoría y antigüedad que poseen los agentes de la repartición, sobre la base del convenio colectivo de trabajo aplicable al personal vial. El legislador oficialista Luis Esquivel tuvo a su cargo abrir las deliberaciones en el recinto con las argumentaciones de la iniciativa gubernamental que fue debatida ante la presencia de empleados de la ahora Dirección de Vialidad, que desde el palco aplaudieron la reforma que garantiza la continuidad de su status laboral. Esquivel se explayó en explicaciones sobre el articulado, pero criticó que tras 15 años (de existencia de la empresa ahora suplantada por la DVR) nunca se realizó la traza que une Playas Doradas con la ruta provincial y el mantenimiento de las rutas y caminos de la Línea Sur. Magdalena Odarda (ARI, agregó a las críticas contra la ex VIARSE, la colaboración de la empresa en la construcción del aeropuerto de Joe Lewis en Sierra Grande. (ADN)