Los obispos patagónicos criticaron la política minera, reclamaron un “diálogo abierto y federal” y señalaron que la megaminería se mantiene impune pese a ser rechazada por amplios sectores sociales. “Deploramos lo que acontece en otras regiones del país donde se reprime la protesta pacífica quedando divididas las sociedades de cada lugar, mientras la actividad minera cuestionada se mantiene impune o se analiza muy superficialmente”, indicaron los prelados de la región en un comunicado.

El documento fue redactado como parte del VII Encuentro de Áreas Pastorales de la Región Patagonia-Comahue, con el tema “Iglesia y Cuidado de la Naturaleza” y está firmado por representantes de las diócesis de Comodoro Rivadavia, Neuquén, Esquel, Río Gallegos, San Carlos de Bariloche y Viedma. (ADN)